Todos los caminos de la ciudad de México llevan al Zócalo, pero para cada persona el camino es distinto. Yo llegué hasta aquí buscando historias. Aquí, en el centro de la ciudad de México, bajo un sol inclemente o bajo las súbitas tormentas de la temporada de lluvias que amenazan con inundar las carpas de los huelguistas, hablo con los trabajadores y trabajadoras de Luz y Fuerza del Centro que se mantienen en huelga de hambre en su lucha para recuperar su empleo. Contra los grandes medios de comunicación y contra el reloj que avanza en su contra. Estas son sus historias.

domingo, 27 de junio de 2010

Día 64 - los doce jugadores

Ahora son doce. En menos de 24 horas han perdido a dos de sus mejores jugadores: Rodrigo Daniel e Isaías. Nueve hombres y tres mujeres que llevan entre 64 y 58 días en huelga de hambre. Los conocéis ya a casi todos. Conocéis al ingeniero Cayetano, orgulloso padre de dos hijas, siempre flanqueado por su inquebrantable esposa. Conocéis a Miguel Pérez, irreductible soltero y fan de Brasil, tan alegre y bromista como esquelético. No conocéis todavía a Miguel Ibarra, el último integrante de la Carpa 2, pero espero que lo conozcáis pronto. Conocéis a los irreductibles integrantes de la Carpa 3: al combativo Ricardo, que no da su brazo a torcer; a Rafa, siempre tan sereno y optimista, en representación del grupo de Laboratorios, y al ingeniero Ugal, que se mantiene en permanente comunicación con el resto del mundo a través de facebook y twitter (@ugaling). Conocéis a los integrantes de la Carpa 4, la carpa de los líderes sindicales, también llamada jocosamente “carpa de los grillos”, donde están Carlos, a quien conocisteis en la última entrega, Goyo, el representante de Tlahuelilpan y Miguel Márquez, el subsecretario de Necaxa. Y conocéis, desde luego, la carpa de las mujeres. Un día fueron diez, pero ahora solo tres permanecen: las más jóvenes, Isa, Nati y Carolina.

Ahora son doce. Hace sesenta y cuatro días eran ochenta y tres. Han sido primero ignorados y luego insultados y difamados por los grandes medios, esos mismos medios que manejan los enormes intereses de la fibra óptica que le fuera arrebatada a LyFC en nombre de una ineficiencia que se ha quedado diminuta comparada con las recientes hazañas de la CFE. Han resistido los embates del hambre, de la presión familiar, de los ruidos constantes con que los obsequia el Gobierno del Distrito Federal, de todos los malestares, del silencio y las infamias, del desánimo, de la desilusión y la desesperanza. Pero el silencio ha terminado. Son doce y conoces sus nombres. Los conoces a ellos: sus pensamientos, sus recuerdos, sus motivos. Cayetano. Miguel Pérez. Miguel Ibarra. Ricardo. Rafa. Ugal. Carlos. Goyo. Miguel Márquez. Isabel. Natividad. Carolina. No olvides sus nombres, concédeles al menos eso, porque están aquí, ofreciendo su vida, para defender la soberanía de tu país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario